agosto 02, 2008

POESÍA DE JORGE LUIS ESTRELLA - ARGENTINA

JORGE LUIS ESTRELLA- ARGENTINA

MI MENTE, MAÑANA

Mañana, mi mente será demente,

pasto de alzhéimeres olvidos,

tendrá rugosos intersticios mudos,

sombras, secuelas, látigos de angustia.

Mañana, mi mente encontrará silencios

donde antes había música y palabras

o encontrará palabras sin sentido

y las repetirá en terca letanía.

Mañana mi mente será como una ruina,

escombros de un castillo o de una iglesia,

será como un poema sin poesía,

como un río que se quedó sin agua.

Después del terremoto de la vida,

después de la sequía de los años,

después de tantos versos y plegarias,

mi mente será una pesadilla incontrolable.

Mañana, cuando vaya a despedirme de un amigo

o, con las manos vacías de respuestas,

intente acariciar el hombro de mi esposa,

me quedaré mirando la médula del aire.

julio 30, 2008

POESÍA DE XAVIER DUARTE ARTIGAS- URUGUAY

E.P.L Silvia Aida Catalán- Xavier Duarte Artigas
Consejero de Honor

EN LA GAVETA DE ARRIBA En su aniversario, poesía dedicada

a la poeta Silvia Aída Catalán, natural de SanNicolás, Rca. Argentina,

antes que nada una entrañable amiga.

I

Laberintos,

madrigueras,

escenario de caza en intrincado bosque.

He aquí el dolor,

en un fúnebre abrazo con la vanidad,

metida ésta hasta el meollo

+ papel y engrudo,

en los 2 inquietos ratones

que cuelgan de mi montura.

II

En la gaveta de arriba voy en busca,

de mi libertad perdida.

Con el afán de que no sea lastimada

en el vaivén y pisoteo de otra gente,

la dejé en ese aposento cuando salía.

Otra gente

para la cual revisto como criado,

criado de llevar y no llevar recados,

regalos y en el + riguroso de los bolsillos

veneno ardiente,

que da manotadas y en la transparencia hace treta,

mezclando su olfato

con el aroma de la rosa.

III

Qué de insatisfactoria

se torna para ti la vida.

Te escondes en la oquedad

saliente de tu cama,

para asediado por el sueño y la fatiga,

manipular con dedos de cabritilla

ese plumaje untuoso,

que al salir quedó guardado.

Plumaje de alondra

que muerta aún se asusta,

como si detrás de la muerte

espiara la vida para siempre,

mojada y ya sin alas

con un inmenso miedo en sus entrañas.

><><><

En el barrio del cordón, junto a la puerta de hierro hoy tumbada,

de un liceo nocturno que se esfuma en los envoltorios de una densa niebla