diciembre 04, 2009

"Tres poemas de La finitud del vuelo"- Juan Emmanuel Ponce De León

JUAN EMMANUEL PONCE DE LEÓN- Entre Rïos, Argentina

TRES POEMAS DE LA FINITUD DEL VUELO

III

La palabra se ramifica como un arbusto.

El hechizo que nos sostiene

se suicida desde la punta de la lengua.

Ya en el bar, el vacío de mi copa

se asemeja al corazón.

VIII

Busco mi equis.

La promesa de volver la he cumplido.

La uva es un tesoro dorado de espejismos

sumergido en este recuerdo.

Lo redondo de un árbol

finge una gesta.

Un cero entreabierto y desnudo

como un beso

me devora.

Ay de mis mujeres sepultas!

X

El campanario ahorca fantasmas.

Y como notas, se desprenden de él

docenas de palomas.

Cada vez que escucho las campanas de mi pueblo

miro al cielo

y espero el nacimiento de mis alas.

"Tres poemas de La finitud del vuelo": publicados en el libro "La finitud del vuelo" Ediciones de la Biblioteca Pública Municipal de Caseros (2008).

octubre 08, 2009

Rita Galiasso- Carlos Paz ( Córdoba))-Argentina

RITA GALIASSO- CARLOS PAZ-(CÓRDOBA)

Húmedas canciones de milagro

Miradas de niño encadenadas a lo desconocido

que se asombran en la búsqueda,

como almas aladas que tañen un lenguaje común,

el lenguaje de la risa,

de la algarabía que se contagia

y se junta en el acaso

de dulces caras consoladas;

es la inofensiva sangre que se renueve cada año,

con el dulce amor del docente que lo acepta,

cuando marzo, con sus ojos madrugados,

los recibe llevando el estío

colgado en sus andrajos.

.

Instituir un patio,

un aula,

alumnos,

un día entero,

irse quedando…;

comenzar a sembrar para perder la soledad,

aturdirse de pájaros

y atraparlos en ese apego tan hondo;

fundarse aquí,

olvidar regresos,

ser humilde hacedora

de simples hombres, de mujeres grandes…,

son sólo anhelos que juegan,

sólo húmedas canciones de milagro,

sólo un maestro asediando de luciérnagas a sus niños

en la tierna caricia del regazo.

julio 03, 2009

Dejando de estar- Hugo Chamorro- Argentina

Hugo Abel Chamorro- Argentina
DEJANDO DE ESTAR

I

... a veces, de cuando en cuando,

los días que van, siempre,

tiñendo de magnitudes, distancias.

¿No estuve vivo siempre, o nunca?

si estuve no recuerdo,

si debo recordarte y eso

siempre duele, prefiero el llanto.

A solas. Si nadie sabe de esto.

La luz. Otoño. Tus manos.

(En memoria a Francisca Colmeiro.)

Hugo Chamorro

Mi nostalgia -Gustavo Tisocco - Corrientes- Argentina

Gustavo Tisocco- Corrientes- Argentina

MI NOSTALGIA

Mi sombra se arrastra

Se convierte en aquel viejo tango

Atraviesa los espejos

Los destruye.

Agoniza mi imagen

Cual fantasma somnoliento

Y tras el oscuro resplandor

Oscila cándida y rebelde

Mi nostalgia.